Hermosa Villa de Pampacolca Villa of Pampacolca view from Espiritu Santo

Libros: “LA CULTURA ANTIMPAMPA” “DISEÑO GRÁFICO ARCAICO”

 

Subtítulo: Arqueología Milenaria de Pampacolca      Testamento Histórico de Antimpampa, Perú en el sur Andino del Perú

Publicación:        Febrero 8, 2013                                                  Julio 31, 2014 

 

Maucallacta

 

Antimpampa:  

Un paso hacia lo más antiguo 

 

A quienes se oponen a Minas Conga habría que llevarlos a Antamina a que vean todo y les pregunten a los viejos cómo era Huallanca antes.  

pensando en Conga y otras minas  

 

El mineral que se extrae de una mina se muele y concentra formando un barro pastoso. En condiciones convencionales, a este barro habría que compactarlo, cargarlo en camiones y llevarlo hasta puerto para allí cargarlo a barcos que lo lleve a destino.  En Antamina son 30,000 toneladas diarias de concentrados que se deben llevar a puerto haciendo un recorrido de unos 300 kilómetros lo cual llenaría la ruta con estos grandes camiones que suben y bajan sin parar. En vez de eso Antamina ha instalado un mineraducto, que no es otra cosa que una tubería que lleva el concentrado en pulpa hasta el puerto de Huarmey donde se filtra para separarle el agua y el concentrado cargarlo en los buques, usando el agua para irrigar el desierto circundante donde siembran, no víveres que podrían contaminarse con esa agua, sino árboles maderables como el eucalipto.  Aún así, ciertas autoridades de Huarmey denuncian que hay contaminación en su mar y exigen que Antamina les pague para compensar el daño. 

 

Antamina queda en la provincia de Bolognesi al sur del departamento de Ancash. Ahí cerca está el pueblo de Huallanca que anteriormente perteneció a Huánuco y no tenía comunicación carretera con Ancash.  Huallanca era un pueblito pobre, sin electricidad ni agua potable, no había un  solo médico en todo el pueblo, no había policía, la gente vivía de la agricultura de subsistencia.   Yo fui a trabajar una pequeña minita a la que había que subir a caballo en un trote de dos horas.  Me hice amigo de la gente y en 1963 me eligieron alcalde. Qué difícil fue manejar un pueblo sin recursos económicos y sin nada. Como no había policía ni calabozo, cuando atrapaban a un ladrón, lo que hacían era darle una paliza en la plaza delante de todos. 

 

Yo viví en ese Huallanca por cinco años y compartí con ellos las amarguras de su pobreza.  Hasta que me casé, con una limeña, y como no podíamos criar a un bebe en esos lugares, dejé la minita y la alcaldía y me fui a trabajar a la Cerro de Pasco donde tenía de todo y allí nacieron y crecieron mis dos hijos.  

 

Pasan los años y en un cerro detrás de Huallanca descubren un gran yacimiento de cobre y zinc, se forma la Cía. Minera Antamina con capitales extranjeros que invierten 2 mil millones de dólares y hacen una gran mina, de dimensión mundial. 

 

Hoy en Huallanca hay hospital, escuelas de secundaria, becas para estudiar en la UNI, algunas para estudiar en el extranjero, cines, discotecas, comercios bien surtidos, una hermosa plaza de toros, y de cuanto hay. ¡Qué importará si arriba de ese cerro hubo o no unas lagunas para regar! 

 

Pero hay más. 

 

Algunos se quejan que ahora en Huallanca hay prostitutas, yo les digo a las prostis no las traen los mineros, las trae la plata que ahora abunda por ahí, antes para qué iban a venir si no había quien les pague.  

 

Otra que es de película. A lo largo del mineraducto hay estaciones de bombeo donde hay un par de trabajadores atendiendo las bombas, pues hay una pequeña tubería de agua potable que corre cerca al mineraducto para esos trabajadores que a veces la comparten de a pocos con campesinos del lugar. Pues bien algunos de por ahí han denunciado que esa agua lleva estroncio mineral que dicen ellos promueve la homosexualidad y ahora le reclaman a Antamina que les compense por el daño.  Esta historia hace reír pero aquí tengo el recorte del diario donde lo dice. 

 

Felipe de Lucio 

Diciembre de 2011

Miseria en la sierra de Huallanca 

                                 Felipe de Lucio Pezet en la sierra de Huallanca

 

 

Buscar