Hermosa Villa de Pampacolca Villa of Pampacolca view from Espiritu Santo

Libros: “LA CULTURA ANTIMPAMPA” “DISEÑO GRÁFICO ARCAICO”

 

Subtítulo: Arqueología Milenaria de Pampacolca      Testamento Histórico de Antimpampa, Perú en el sur Andino del Perú

Publicación:        Febrero 8, 2013                                                  Julio 31, 2014 

 

Maucallacta

 

Antimpampa:  

Un paso hacia lo más antiguo 

Minería y valor agregado  

 

El Gold Rush de California que comenzó en 1849, produjo 800 toneladas de oro en 8 años.   Todo ese oro terminó en los bancos ingleses sin haberle dado valor agregado alguno.  Con el producto de esa exportación primaria se financió el ferrocarril que unió el Oeste pobre de los EE.UU. con el Este industrial y fue pieza fundamental para el ingreso de los EE.UU. a la Revolución Industrial. Sin ese oro, a los norteamericanos les hubiera tomado décadas reunir ese capital y hubieran llegado tarde a la Revolución Industrial.  En Europa, la madera de los bosques era la fuente primordial para generar energía y calentarse en los crudos inviernos.  Inglaterra fue la primera en quedarse sin bosques al haberlos talado todos. Eso los obligó a sacar carbón del subsuelo, que siempre supieron estaba ahí, pero más cómodo era talar un pino y convertirlo en carbón vegetal, hasta que un día se acabaron los pinos. La extracción primaria del carbón fue el acicate para que Inglaterra fuera el primero en ingresar a la Revolución Industrial.  La turbina a vapor, y la denominada Spinning Jenny, una máquina que revolucionó la industria textil, las bombas  en Wales para extraer el agua de las minas, no se hubieran dado si no aparecía la extracción primaria del carbón.  

  

Aquí en el Perú tenemos la distorsión de que si explotamos minas estamos condenados a no hacer más que eso y si son muchas y ricas, tanto peor. El mayor exportador de joyas de oro en el mundo es Italia que no tiene una sola mina de oro. 

  

Si los californianos, antes de sacar el oro, se hubiesen puesto a debatir cuánto debieran tributar por extraerlo,  si al sacarlo iban a ensuciar las aguas del río Sacramento, qué valor agregado había que darle, qué industrias conexas iban a instalarse, el oro seguiría allí, no habrían hecho el ferrocarril, no habrían entrado a tiempo a la Revolución Industrial, y estarían rezagados en el desarrollo productivo. Es lo que andamos haciendo aquí los peruanos. Antes de explotar las minas nos ponemos a debatir sobre el valor agregado, el canon minero, el gobierno regional, y si no nos hacen caso, pues a quemar llantas. y bloquear carreteras. 

 

Venimos escuchando con insistencia que no le damos valor agregado a nuestras exportaciones mineras y algunos llegan a decir que todo lo que hacemos es exportar piedras. Noruega es el tercer exportador de petróleo en el mundo, detrás de Rusia y Arabia Saudita y lo exportan sin darle valor agregado alguno, y caramba, que con él podrían hacer fertilizantes, productos químicos para una infinidad de industrias, pero no, lo exportan tal como sale de sus pozos en el Mar del Norte, y qué consiguen con eso, pues casi nada, sólo ser el país con el más alto nivel de vida del mundo.  

  

Y aquí tenemos a sabihondos, como el señor Oscar Ugarteche, profesor de economía en la Universidad Católica,  que declara:  … “exportamos minerales en piedra, rocas sin valor agregado, no exportamos ni cables de cobre ni lingotes de mineral, exportamos minerales en piedra … estamos inmersos en una economía del siglo XVI”  

  

Aquí, cuando descubrimos un gran potencial aurífero en Piura, antes de extraer esa riqueza nos ponemos a debatir sobre el canon minero, el gobierno regional, el valor agregado, entretanto, el oro sigue donde siempre estuvo y los piuranos tan pobres como siempre. El oro que saldría del yacimiento de Río Blanco le daría más riqueza  a Piura que toda la agricultura de sus provincias de Ayabaca y Huancabamba y  mayor nivel de vida a todos sus habitantes; y la agricultura continuaría al igual que siempre.  

  

¿Quién tiene la culpa de que las cosas sean así, las ONGs financiadas con capitales extranjeros que poco interés tienen en el futuro de los piuranos, algunos curas que sienten que su manera de alabar a Dios es oponerse a la minería, o los Oscar Ugarteche que andan sueltos por ahí?  No, los culpables somos nosotros los peruanos que nos dejamos llevar por estas cosas, como que oponerse a la minería es una forma de detener al neoliberalismo que nos hace tanto daño y otras pantallas de similar calaña. 

  

  

Felipe de Lucio 

Año 2011  

 
 

 

Buscar