Hermosa Villa de Pampacolca Villa of Pampacolca view from Espiritu Santo

Libros: “LA CULTURA ANTIMPAMPA” “DISEÑO GRÁFICO ARCAICO”

 

Subtítulo: Arqueología Milenaria de Pampacolca      Testamento Histórico de Antimpampa, Perú en el sur Andino del Perú

Publicación:        Febrero 8, 2013                                                  Julio 31, 2014 

 

Maucallacta

 

Antimpampa:  

Un paso hacia lo más antiguo 

August 4, 1995    3:00 PM  

DD HH 

  

El empleo de siglas se remonta a la antigüedad, como cuando los romanos ponían en los epitafios las siglas RIP de «requiescat in pace» o reposa en paz, y también DOM para adjetivar a algún dios, por sintetizar «deo optimo maximo», pero la utilización masiva se inicia con la Segunda Guerra Mundial y en buena cuenta debido al calificativo dado por los norteamericanos y británicos (tan apegados a ello) a sus propias organizaciones como US por United States y UK por United Kingdom. 

 

La Organización de las Naciones Unidas es conocida, en todo el mundo hispano hablante, como la ONU, ese organismo fundado hace sesentitres años y que tres después, el 10 de diciembre de 1948, promulgó la Declaración Universal de los Derechos Humanos que en corto tiempo se abrevió a DD HH, acrónimo que está hoy difundido en cuanto rincón hay en este planeta. 

 

Es debido a la identidad propia que llevan estos compuestos gramaticales, que pocos se detienen a encontrarle su significado. Hoy, las siglas DD HH están identificadas con su violación y no con su concepto raigal. Es sugestivo, por ejemplo, revisar el artículo 29 de esa Declaración que reza así: "Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que solamente en ella puede desarrollar plenamente su personalidad." 

 

DEBERES HUMANOS

 

Cuántos se han detenido a pensar que para que pueda haber derechos humanos debe, necesariamente, cumplirse con los deberes humanos puesto que entre ambos hay un indesligable lazo simbiótico. ¿Y cuáles son estos deberes humanos? No están en la Declaración pero es oportuno recordar cómo los profanan algunos. 

 

Tomemos el caso de Felipe Tenorio Barbarán. Un día tomó la determinación de hacer algo que tuviera resonancia internacional y que conmoviera a la opinión pública. Siendo el Presidente Fujimori hijo de inmigrantes japoneses, se le ocurrió que matando a algún japonés le daría un serio escarmiento al presidente y a su vez la prensa extranjera divulgaría su acto por todas partes. Fue así como el 12 de julio de 1991 ingresó al Centro de Investigación Hortícola de Huaral con veinte otros y abatió a tiros a tres ingenieros japoneses que, con la ayuda de la cooperación internacional de su país, venían investigando cómo mejorar la producción de fruta en el Perú. 

 

Tenorio logró su cometido pero sintió que necesitaba más para de veras levantar la imagen de su caudillo Abimael Guzmán y la de su partido Sendero Luminoso. Tomó enhiesto la resolución de matar a algún peruano noble y querido en el norte chico y escogió al ingeniero Javier Puigrós Planas, al que lo victimó a balazos, logrando una nueva noticia pero sin la suficiente satisfacción personal. Fue entonces que mató al propio alcalde de Huaral y como este acto no tuvo el eco que esperaba, fue más al norte y mató también al alcalde de Pativilca. Frustrado porque sus crímenes no levantaban su figura dentro de su partido se propuso matar a un general, ¿a cual? no interesaba, a cualquiera, pero general habría de ser. Vino a Lima y se puso a seguir al general FAP Julián Olivera Angeles, hasta que un día cuando éste iba al mercado con su esposa, lo ametralló en la calle. 

 

El año pasado, Tenorio Barbarán fue capturado en Barranca, juzgado y condenado a cadena perpetua. Esta pena era, en un tiempo y literalmente, una bola de hierro encadenada a perpetuidad al tobillo del reo, de ahí su nombre. 

 

Periódicamente nos vienen visitando (y parece que seguirán haciéndolo) personajes procedentes de los más diversos rincones del mundo, angustiados por los derechos humanos de los senderistas presos. Habría que preguntarles a estos itinerantes caballeros y damas si creen que Tenorio cumplió con sus deberes humanos, por ejemplo con el primero de todos, que es no matarás. Mató a diestra y siniestra, por años y con claro saber de lo que hacía. Maculó repetida y abiertamente sus deberes humanos y al hacerlo fue violando sistemáticamente los derechos humanos de los demás. 

 

Yo postulo que se formule una Declaración de los Deberes Humanos en donde se estipule que los derechos humanos están condicionados a la observancia de los deberes humanos. No concibo razón alguna por la cual Tenorio pueda gozar de iguales derechos que todos nosotros.  

 

Que las siglas DD HH incluyan a ambos conceptos o a ninguno. 

 

Felipe de Lucio 

1995 

 

 

Buscar